Facebook

Entradas recientes de Blog

  • Nuestro gran día había llegado, Tulcán estaba a vuelta de la esquina,  mentira, era más bien a 7 horas. Nuestras ganas de llegar y de cumplir con lo que nos habíamos propuesto, era tan grandes, que madrugamos mucho más y sin dudarlo dos veces, nos alist...
  • El 11 de marzo de 1955 el entonces Presidente de la República de Colombia, el General Gustavo Rojas Pinilla profirió un decreto legislativo que prohibía la circulación de historietas, cuentos infantiles, revistas, libros entre otros que fueran considerados no sanos para e...
  • Para los amantes de los lanzamientos internacionales, recientemente  la escritora Amina Cain lanzó el libro Indelicacy: A novel, una pequeña pero poderosa historia de aspiración y matrimonio que salió mal. Sobre el libro encontramos los siguientes comentarios...
  • 12 de feb.
    Publicado por Sebastian Gomez
    Una foto de ratones peleando en una estación de metro de Londres acaba de ganar un importante premio de fotografía Desafortunadamente, las peleas a puñetazos ocurren de vez en cuando en lugares públicos, y las estaciones de metro no son una excepción. Sin e...
Ver todo

De Bogotá a Ecuador en bicicleta etapa 5 (Varados)

  • En nuestra quinta etapa decidimos salir a pedalear temprano, más o menos a las 5:30 am ya estábamos listos para empezar la faena; viendo los negocios de comida de El Hobo, decidimos desayunar antes de emprender la ruta. Un caldo de costilla, un tinto y una porción de una torta llamada “cuca” fue nuestra primera merienda. Saliendo del pueblo se desciende, pero ya está parte del Huila tiene pueblos con una temperatura agradable la mayoría oscilan entre 20 y 24 grados centígrados.

    Todo iba muy bien, pero dos horas después de iniciar a pedalear la bicicleta de uno de nosotros se quedo sin el funcionamiento de la manzana trasera, es decir, se daba pedal, pero no hacía nada y no se podía avanzar; fue un momento incomodo porque quedamos en una subida larga y debimos hacerla con la bicicleta en la mano. Para este tipo de daños se requiere de herramienta especializada para cambiar la pieza ya que deben quitarse todos los radios de la llanta y para volver a ponerlos es complicado.

    Avanzamos suavemente tratando de parar un bus o alguien que acercara a nuestro amigo al pueblo más cercano, todo esto fue infructuoso, afortunadamente la subida terminó y en la bajada se pudo usar la bicicleta. Aprovechamos para llegar a un restaurante en la carretera y allí hablar con unos viajeros que llevaban una camioneta tipo pick up, ellos nos colaboraron llevando la bicicleta y a nuestro amigo hasta un hermoso pueblo que se llama Garzón.

    Nosotros los otros tres continuamos la marcha y empezamos el ascenso a la represa de Betania, tiene un buen puerto de montaña que se llama “Los Atrios”. Se disfruto bastante la subida y la vista desde la represa. Allí paramos a deleitarnos un poco con esta maravilla natural.

    Continuando el recorrido se encuentra una parte quebrada de la ruta hasta llegar al municipio de Gigante, una población pequeña pero muy agradable. Nos aprovisionamos de líquido, hicimos una pausa para conocer el parque central y continuamos hacía el siguiente pueblo, Garzón, es más una ciudad pequeña. Allí estaba nuestro amigo con su bicicleta ya reparada.

    En la búsqueda de bicicletería para reparar un nuevo daño en la bicicleta de otro de nosotros, encontramos la tienda Specialized Garzón, un negocio de ciclismo que nos permitió hacer un buen trato para cambiar la bicicleta rin 26 que traíamos por una rin 29 de la marca.

    Ya con este intercambio y arreglos de mantenimiento encontramos un buen restaurante para almorzar. La dueña de este lugar nos contó la historia de un pueblo cercano que es habitado por brujas y nos invitó a pasar la noche en un hotel de su propiedad. El lugar queda ubicado en La Jagua, a unos 20 minutos en bicicleta, pasamos por allí, pero decidimos no hospedarnos, aunque nos daba curiosidad el tema en el camino encontramos venta de uvas y jugo de uva. La verdad una delicia ésta bebida.

    Con los contratiempos y disfrutando del camino llegamos sobre las 6:00 de la tarde a Altamira, un pueblo con un clima muy bueno y libre de mosquitos, buscamos hotel y después de una buena ducha y jornada de lavandería de las prendas, salimos a cenar para descansar merecidamente.

    Gastos personales:

    Desayuno: $7.000

    Hidratación en Gigante: $5.000

    Almuerzo en Garzón: $10.000

    Hidratación en Garzón: $3.000

    Jugo de uva: $2.000

    Hospedaje en Altamira: $20.000

    Cena: $7.000

    Total: $54.000

    Distancia recorrida: 92 kilómetros

    Tiempo: 11 horas

    Otras etapas:

    Etapa 6

    Etapa 4

    Etapa 3

    Etapa 2

    Etapa 1